sábado, 5 de diciembre de 2009

Estrés escolar

Es fin de año y en la gran mayoría de los contextos educativos (jardines, escuelas, colegios, liceos, universidades, institutos, etc.) en Chile, se están acabando las clases y es el periódo de últimas evaluaciones. Por lo que surge el estrés, no solo en nosotros los universitarios, sino que también en los niños.

Los niños empiezan a sentir estrés desde muy temprana edad y son más vulnerables que los adultos, porque aún no han aprendido maneras efectivas de lidiar con ciertas situaciones.

La actitud hacia la escuela es una de las causas principales de estrés infantil. Esta institución representa un lugar distante del hogar en donde el niño experimenta algunos de sus mayores retos, éxitos, miedos, fracasos y momentos vergonzosos.



Les dejo un artículo relacionado con el estrés escolar, de una revista multimedia Mexicana que desarrolla contenidos y servicios relevantes para las mamás y los papás, con el fin de que tomen decisiones inteligentes en la crianza y educación de sus hijos.

¿Por qué se estresan?

El nivel de estrés en un niño está influido por la presión, expectativas y exigencias de la familia y los maestros, sobre todo de los padres, así como la autoestima y los rasgos de personalidad propios del niño, que lo llevan a ser extremadamente perfeccionista y autocrítico.

De acuerdo con el Hospital Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro” de la Secretaría de Salud, la mayoría de las escuelas someten a los niños a una presión importante que genera, en quienes son susceptibles, altos niveles de estrés y ansiedad.

La huella de la presión

El estrés escolar puede desencadenar trastornos emocionales como ansiedad, tristeza, depresión, problemas de conducta, déficit de atención y psicosis. Si no se atiende oportunamente, podría terminar en suicidio.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) reporta que el número de suicidios entre niños y adolescentes se ha incrementado entre 15 y 20% en los últimos 5 años.

A nivel nacional se estiman 3 mil suicidios al año, de los cuales el 8% corresponde a menores de 4 a 15 años de edad.

Es muy importante que, como padres, brindemos toda la atención al estado emocional de nuestros hijos y los apoyemos para enfrentar los retos escolares.

¿Cuáles son los síntomas?

• Irritabilidad
• Angustia
• Somnolencia
• Tristeza
• Dolor de cabeza constante
• Diarrea o estreñimiento
• Falta de apetito
• Palpitaciones rápidas
• Sarpullidos o alergias
• Dificultad de adaptación en cambios de rutina
• Apego exagerado por ciertas personas

Tips para el manejo del estrés escolar

Estos tips nos pueden servir a nosotros, estudiantes de psicología y psicólogos al momento de recomendar a los padres que hacer, después de detectados los síntomas y un adecuado diagnóstico.
  • Pon atención a los cambios sutiles del comportamiento de tu hijo que puedan reflejar estrés y ansiedad.
  • Trata de identificar el origen. Algunos de los factores más comunes son altas expectativas respecto al desempeño escolar (en la escuela y en casa), presiones innecesarias de aprendizaje, tareas excesivas, baja autoestima del niño, abuso de actividades extra-escolares...
  • Si el niño está demasiado presionado en su escuela, habla con su maestra o directora, con el fin de saber qué está ocurriendo en el salón de clases.
  • Ayuda a tu hijo en la organización de las tareas: establezcan un horario fijo, permítele espacios de descanso entre tareas y no lo critiques ni lo regañes cuando se equivoque.
  • Asegúrate que duerma y descanse lo suficiente, de lo contrario podría sentirse más irritable y nervioso durante el día.
  • Procura que acuda preferentemente a una escuela que separe a niños pequeños de los grandes. De preferencia busca que el número de alumnos sea reducido, ya que la educación personalizada sigue siendo lo ideal.
  • Permite que tu hijo te diga lo que siente sin que lo juzgues o lo regañes. Escúchalo con atención y ayúdalo a que tome la iniciativa en resolver las situaciones que le causan estrés.
  • Trata de mostrarle una actitud entusiasta y alegre respecto a la escuela.
  • Salgan con tiempo suficiente para llegar al colegio.
  • Ayuda a tu hijo a manejar sus emociones y comprender que los problemas son oportunidades de aprendizaje.
  • Acude con su pediatra ante la presencia de cualquiera malestar físico. Si los síntomas son relacionados al estrés escolar, considera la consulta con el psicólogo.


Saludos a todos,

América Oyaneder R.
Equipo PS. del desarrollo I

Digg Google Bookmarks reddit Mixx StumbleUpon Technorati Yahoo! Buzz DesignFloat Delicious BlinkList Furl

0 comentarios: on "Estrés escolar"